Al tratar el tema del trabajo infantil a nuestra mente se nos vienen muchas ideas y una de ellas es que en las zonas rurales con más pobreza son los niños quienes tienen trabajar para la supervivencia de sus familias, por ésta razón se dan los secuestros infantiles porque se ven a éstos niños solos en la calle, trabajando y sin nadie que los vigile.

La responsabilidad de llevar un sustento diario al hogar no es de un niño, los niños pueden ayudar más no trabajar, su primer compromiso es estudiar, hacer cosas de niños, jugar, aprender y sobre todo tratar de ser una persona con un gran futuro.

Hay padres que prefieren mandar a trabajar a sus hijos y quitarles la oportunidad de estudiar, mientras ellos solo viven con el beneficio de lo que sus hijos ganan arriesgando su vida, no solo corren el peligro de ser secuestrados sino también violados, golpeados, atropellados e incluso explotados por quienes quieren abusar de su inocencia.

El deber de cada padre es llevar el sustento para su hogar porque sabe que tiene hijos y que esa es responsabilidad, al mandar a trabajar a un niño se le está arrebatando sus derechos y los derechos de los niños son como las plumas en las alas, si las cortas éstas ya no te ayudan a volar, los niños son el futuro de un cambio radical en el país, por ello  se pide que los padres tomen conciencia mediante la persona a la cual mandan a trabajar, que las responsabilidades de un niño no son las mismas que tiene un adulto.

Por jdromerom