Durante la expansión del coronavirus que provoca el COVID-19 las personas que donaban sangre han llegado a una cierta escases, la Cruz Roja que es quien tiene en cuenta  el porcentaje de donantes aseguran que han tenido una reducción muy notoria del 77%.

La situación por la que se está viviendo sigue aumentando pero la misma está afectando a todas las personas que necesitan trasfusiones de sangre y más aquellas que tienen un complicado grupo sanguíneo para conseguir, este problema de no tener un alto porcentaje de donativos les asegura la muerte a quienes necesitan derivados de sangre.

Ser donante de sangre aparte de ayudar a quien lo necesita nos aporta a nuestra salud mediante la reproducción de nuevos glóbulos rojos, es necesario que se logre incentivar a las personas para que sirvan de donantes. Tomando en cuenta esta iniciativa se puede lograr recaudar todas las reservas sanguíneas que se agotaron, estas reservas son utilizadas para tratamientos quirúrgicos junto a {esto se suman las trasfusiones a aquellas personas que han tenido un accidente de tránsito y han perdido la gran parte de su sangre.

El jefe de Beneficencia es quien aún pide que se incentive a cada persona a la donación voluntaria y no hay mejor lugar para empezar que incentivar a las personas que son de las escuelas, colegios, universidades y todo tipo de instituciones tanto públicas como privadas

[pvcp_1]

Por jdromerom