Los masajes ayudan a la relajación del bebé. El masaje infantil es un método ancestral, desarrollado por los padres, para varios usos. Sin embargo, en los últimos años, se ha perfeccionado y publicado la técnica de realizarlos, para no lastimar al bebé.

La creación de los procesos correctos vino de la mano de Vimala McClure, fundadora de la Asociación Internacional de Masaje Infantil, explicó Jhoana Grajales, Licenciada en Educación Infantil con certificación en masaje infantil.

Grajales, comenta también, sus múltiples beneficios, entre los que encontramos el alivio de cólicos y gases, la tensión muscular y sobre todo la relajación. “Ayuda a bajar los niveles de estrés, sobre todo en los prematuros”, dijo Grajales.

Erika Calle, madre de familia, quien asistió a un curso de masaje infantil, mencionó que los masajes fueron útiles para aliviar los dolores de estómago de su hija y la relajaron a la hora de dormir. “Los masajes que le hice a mi nena ayudaron a que ella pueda completar sus horas de sueño”, explicó Calle.

Otro de sus beneficios es la creación de un lazo afectuoso. Acerca de esto, Jhoana Grajales expresó que los masajes crean un vínculo afectivo con los progenitores, los cuidadores o la persona que los realiza. Añadió que el vínculo afectivo no se rompe nunca y que incluso los masajes se pueden continuar realizando hasta que los bebés sean adolescentes o adultos.

Con respecto a la técnica, Grajales recomienda que se realice de manera correcta para que no sea contraproducente y se den todos los beneficios prometidos. “Se crearon los movimientos y trazos correctos, para que los masajes sean efectivos en todos los beneficios que se ofrecen”, indicó Grajales.

[pvcp_1]