El Departamento de Control de Enfermedades de la escuela London School of Hygiene and Tropical Medicine junto a investigadores de la Universidad de Durham en el Reino Unido se encuentran trabajando para determinar si el agudo olfato canino podría ayudar en la detección del COVID-19 en las personas. 

Junto a la organización Medical Detection Dogs entrenarán, en una fase piloto, a seis perros de la misma forma en que lo han hecho para detectar enfermedades como el cáncer, Parkinson e infecciones bacterianas, olfateando muestras y cambios en la temperatura en la piel de los humanos, la fiebre, uno de los síntomas del coronavirus. 

“En un principio, estamos seguros que los perros podrían detectar el COVID-19. Estamos ahora buscando lograr determinar con seguridad el olor del virus en los pacientes y poder presentárselo a los perros“, dijo la doctora Claire Guest cofundadora de Medical Detection Dogs.

[pvcp_1]